©
©

¿Cómo empezar algo que no tiene principio ni fin?

Cuando ya no hay palabras…

Siento tranquilidad, paz, y balance. Me siento viva. Presente. Aquí. Siento un conjunto de emociones que por más que intente no podré explicar en su totalidad. Siento algo mucho más grande que yo dentro de mí. Algo infinito que buscó la manera de acomodarse y caber ahí, dentro de donde pensaba que no cabía un suspiro más. Estoy tranquila, en paz, y en balance. Todo esto me me hace feliz. Soy feliz.

Iris.

El respirar y sentir nunca había sido tan hermoso como ahora.

No me había sentido tan sana como ahora.

©
Eco

Rostros que quizás no vuelva a ver,  
tocar, 
sentir,
ver, 
ver una vez más y alegrarme de ver.

Voces que no volveré a escuchar.